Información

Importancia del sistema respiratorio humano

Más allá de las razones superficiales que tienen, es indispensable saber que la respiración tiene un papel fundamental en el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Importancia del sistema respiratorio humano

Necesidades energéticas

Se conoce que nuestra energía no tiene una sola fuente, unas de las que cumplen un rol importante es la obtenida por la respiración; ya que a medida que se efectúa la oxidación de los ácidos grasos contribuye a producir agua lo que soporta un equilibrio de los minerales como lo son el sodio y el potasio.

También ayuda a la succión de glucosa (es el producto final del metabolismo de los carbohidratos y la principal fuente de energía de los organismos vivos, su utilización es controlada por la insulina; la glucosa en exceso se convierte en glucógeno y se almacena en el hígado y los músculos para su uso según se requiera).

Percepción de olores

Debido que el aire que inhalamos entra por los conductos nasales, podemos percatarnos de los olores, percibidos por los quimiorreceptores (llamados así porque el cerebro los detecta mediante las combinaciones de agentes, partículas y de más microorganismo que entran por las fosas nasales) estos pueden ser suaves o fétidos dependiendo de la cantidad de sustancias.

Estas cualidades no son perceptibles si se respira por la boca ya que la lengua que es el órgano que entra en contacto con el aire directamente al ser inhalado no posee estos receptores.

Eliminación de agua y calor

Esta agua se libera a través del vapor que sale al momento de exhalar aire por nuestra boca o por la nariz, otras circunstancias serian por movimientos involuntarios de nuestro sistema respiratorio como lo son al toser, escupir o estornudar.

Aunque a primera vista parece imperceptible puedes hacer la prueba colocándote cerca del cristal y exhalar para notar que poco a poco este se va humedeciendo por consecuencia de la expulsión de agua.

No está de más alegar que nuestro cuerpo tiene muchos trucos escondidos y conocerlos nos ayudará a diagnosticar enfermedades o pequeños problemas antes que empeoren; prevenir es mejor que lamentar.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía