Cómo cuidar nuestro sistema respiratorio

Antes que nada, nuestro sistema respiratorio está expuesto a muchos agentes que podrían ser nocivos para el mismo. En consecuencia es necesario tomar todas las precauciones posibles para evitar enfermedades o daños de un sistema tan importante para la vida como este.

Evidentemente hay ciertas medidas que podemos tomar en nuestro día para que nuestro sistema respiratorio esté en el mejor de los estados.

Respirar es tan importante como la alimentación o el descanso, por lo tanto, quien quiera una vida sana debe cuidar su sistema respiratorio, como cuida su dieta o su horario de sueño.

Cómo cuidar nuestro sistema respiratorio

Acciones que puedes hacer para tener tu sistema respiratorio sano

Evitar el contacto con sustancias tóxicas como el tabaco.

Esencialmente evitar las sustancias dañinas hace referencia a alejarse de todo elemento que pueda perjudicar de alguna forma el sistema respiratorio. Esta acción incluye:

  • La medida más importante para cuidar el sistema respiratorio es: dejar de fumar cualquier tipo de componente o (de preferencia) nunca hacerlo.
  • Intentar no aspirar el humo de cigarrillos, chimeneas, inciensos, quema de árboles. Como tampoco pasar mucho tiempo olfateando productos de limpieza fuertes, pinturas domésticas y demás sustancias.
  • Protección con respiradores, campanas de humo y otros dispositivos de seguridad en caso de trabajar con sustancias cancerígenas o altamente peligrosas.

Adopta buenos hábitos pulmonares

Básicamente los buenos hábitos pulmonares son medidas para mejorar nuestra salud respiratoria que deberían incorporarse en nuestro estilo de vida cotidiano, tales como:

  • Respirar profundamente constantemente: las respiraciones profundas ponen a funcionar todo el sistema respiratorio y le brindan oxígeno a todo el cuerpo.
  • ¡Ríete más!: La risa libera más aire de los pulmones, esto lleva a que inhalen más. Por lo tanto reír aumenta la capacidad pulmonar y además fortalece los músculos abdominales.
  • Haz ejercicios cardiovasculares con frecuencia: Al hacer ejercicios cardiovasculares el cuerpo facilita el transporte de oxígeno a los órganos principales. Esto hace que los pulmones trabajen más y con menos esfuerzo.
  • Come saludablemente: Una dieta balanceada mejora ayuda a todo el cuerpo, pero el consumo de frutas y pescado está relacionado específicamente con beneficios en el sistema respiratorio.
  • Mantenerse hidratado.
  • Respirar por la nariz
  • ¡Mantén tu nariz descongestionada y ante cualquier infección contacta a tu médico antes de que se agrave!

También se recomienda consumir alimentos que ayudan al sistema respiratorio.


Deja un comentario

contador pagina web